ropa-blanca

La ropa blanca tiende a perder ese color blanco que tanto nos gusta a medida que la lavamos, para recuperar ese color debemos:

1. Llena un envase con agua y sal

2. Introduce la o las prendas en el agua y asegúrate que quede completamente sumergida

3. Déjala remojando de un día para otro

4. Al día siguiente se enjuágala y tendrás el color deseado